menu
Home > Rincón de la familia >Padres >Actitudes que mejoran la relación con los hijos

16/10/2020

Actitudes que mejoran la relación con los hijos

Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia en el día a día, tanto en la vida personal como en la relación con los hijos. Incluso con una educación dirigida, la relación con los padres a menudo interfiere directamente en el comportamiento y la personalidad de los niños hacia otro lado, y vale la pena revisar esas lagunas para entender dónde es posible cambiar hoy para marcar la diferencia en el futuro.

Los niños aprenden mucho más con aquello que ven y asimilan por repetición que de lo que solo escuchan con órdenes habladas. Por eso, hoy te enumeramos cinco actitudes simples para que adquieras como hábito en la rutina diaria con tus hijos. Son pequeños cambios que a menudo reflejan mucho más lo que tenemos que enseñar en comparación con apenas decirlo. Sigue leyendo para descubrir cuáles son:

Sonríe más
Trata de sonreírle más a tu hijo. Cada vez que te mire, esboza una sonrisa. Este simple gesto activa áreas en el cerebro de ambos y genera una conexión aún más afectiva y armoniosa. Sonreír significa entrar en contacto con el otro y comenzar a comprender el mundo social. El contacto visual también juega un papel importante en la conexión humana, haciendo sonreír a los pequeños.

Habla más bajo
Siempre que notes que el volumen de tu voz aumenta, haz una pausa y vuelve a un tono adecuado. Cuanto más bajo se habla, más oyen los niños. Por otro lado, con el grito los pequeños se asustan y acaban obedeciendo mucho más por miedo que por respeto. Por tanto, la comprensión muchas veces se vincula al momento en que surge el grito.

Sé objetivo
Cuando hables con tu hijo, ya sea para instruir o educar, evita darle una sermón y sé objetivo. Si hablas demasiado, llegará un momento en que el pequeño “se cuelgue” y no preste más atención a todo lo que le estés diciendo. Por eso, si percibes que estás hablando demasiado, da una pausa, respira y reanuda con más objetividad. Recuerda que los niños son más sensibles a diversos estímulos externos; por eso, simplifica todo lo que puedas.

Pide ayuda
Orienta a tus hijos en las tareas de la casa que sean apropiadas para su edad y pídeles ayuda en lo que sea preciso. Esta actitud crea un sentido de pertenencia, haciendo que los niños se sientan necesarios, importantes y competentes. Encuentra tareas que también puedan hacer juntos, así tendrás la ventaja de poder conversar sobre el día y demostrar empatía por la rutina del otro, incluso con los niños más pequeños.

Renuncia al "hijo ideal"
Cada niño tiene su temperamento desde que nace. Nuestra tarea es adaptar nuestra realidad para que puedan crecer y desarrollarse de la forma más saludable y positiva posible. Por lo tanto, evita crear expectativas sobre el “hijo perfecto” y, sobre todo, nunca hagas comparaciones: no es porque tú les diste la misma educación, que los hermanos serán iguales. Aprende que cada niño es único y hay todo un mundo por descubrir sobre ellos.

¿Cuál de estas actitudes ya pones en práctica en tu día a día?

*Todas las informaciones contenidas en este post fueron basadas en informes periódicos, revistas y/o sitios de noticias.

Más productos para esta fase de su bebé

First Essentials is a trademark of/es una marca de Graco Children’s Products Inc., a subsidiary of/una subsidiaria de Newell Brands Inc. (NYSE: NWL), 6655 Peachtree Dunwoody Road, Atlanta, GA 30328 USA/EE.UU. © 2019. All rights reserved. Todos los derechos reservados.

El sítio oficial de First Essentials™ tiene todas las informaciones necesarias para que pueda elegir siempre lo mejor para su bebé.

Para aclarar a sus dudas, póngase en contacto con
nosotros a través de la sección Contactos.

Política de Cookies
Declaración de Privacidad

Projeto Integrado