menu
Home > Rincón de la familia >Padres > Leerle a un niño

30/04/2020

Leerle a un niño

Al pensar en la importancia de la lectura para los niños, viene a la mente el estímulo a la imaginación. Pero los beneficios van mucho más allá: leerle a un niño contribuye al desarrollo de la atención, la concentración, la memoria y el raciocinio, además de crear lazos emocionales profundos que marcarán la vida de los pequeños para siempre.

Los libros representan una puerta al mundo y traen importantes lecciones sobre la vida. Las historias que enseñan sobre las relaciones personales, los derechos humanos y ayudan a comprender los propios sentimientos son esenciales para que los niños desarrollen el autoconocimiento y la empatía, que tienen un papel importante en las relaciones interpersonales.

Comienza poco a poco, desde la cuna

Se equivoca quien piensa que la lectura debe presentarse a los niños recién cuando están grandecitos. Los libros pueden - y deben- estar presentes en la vida cotidiana desde la cuna. Comienza haciendo que la historia sea lo más visual posible. Muéstrale al bebé la portada y comenta las ilustraciones. Deja que el niño pase la página, si quiere. Lee en voz alta, de forma pausada. Pero haz que la historia cobre vida haciendo una voz diferente para cada personaje o usando mímica para representar mejor espacios y objetos, por ejemplo.

Repite si es necesario, pero no insistas

Acostúmbrate a leer la misma historia una o varias veces a pedido de los pequeños. Es común que los niños quieran volver a oír las historias que ya conocen, porque la repetición da sentido a su propio aprendizaje, además de ofrecer comodidad y seguridad porque ya saben qué esperar. Aún así, también ten en cuenta que en algunos casos simplemente pueden no mostrar interés. En ese caso, no insistas. Intenta leer otra historia o inténtalo nuevamente en otro momento que pueda ser más oportuno.

Para los más grandecitos, la táctica es otra

Para los niños mayores que ya han comenzado la alfabetización, el proceso de lectura recomendado es un poco diferente. Para incentivar la escritura y la interpretación de textos, es posible leer las oraciones e indicarlas con el dedo o representar la historia contada. Al final, hazle preguntas y conversa sobre el libro con el niño, pregúntale si entendió bien y pídele que comente y cuente las partes que más le gustaron.

Las ventajas de leerle a un niño comienzan desde la escuela primaria, cuando es posible notar que es más fácil alfabetizar a esos niños. Además, entre los 7 y los 11 años de edad, tienen mayor capacidad de lectura y alrededor de los 14 años tienen la tasa más baja de repetición escolar. ¿Has visto? Beneficios no faltan. Lo ideal es comenzar desde temprano, pero nunca es tarde para iniciar un nuevo hábito. ¿Qué tal comenzar hoy?




 

*Todas las informaciones contenidas en este post fueron basadas en informes periódicos, revistas y/o sitios de noticias.

Más productos para esta fase de su bebé

First Essentials is a trademark of/es una marca de Graco Children’s Products Inc., a subsidiary of/una subsidiaria de Newell Brands Inc. (NYSE: NWL), 6655 Peachtree Dunwoody Road, Atlanta, GA 30328 USA/EE.UU. © 2019. All rights reserved. Todos los derechos reservados.

El sítio oficial de First Essentials™ tiene todas las informaciones necesarias para que pueda elegir siempre lo mejor para su bebé.

Para aclarar a sus dudas, póngase en contacto con
nosotros a través de la sección Contactos.

Política de Cookies
Declaración de Privacidad

Projeto Integrado